De raices y secretos

… 
recorro el camino que la noche protege,
Cuando ya nadie penetra con ojos y báculos

Mi padre miró a alguien
Y abrazó a la palmera,
Yo miré a mi padre y también hurgué en ella.

Mi hijo no me vio y alguien subió con él, porque oculté celoso mi palmera como lo hiciera mi ancestro. 

Y hoy vago con ella sin tierra ni raíces
Sin retoños que recorran mi camino,
O sin extraños que puedan imaginar mi abrazo mientras la noche protege mi hazaña.

Hoy mi palmera perece en mi mente,
Sin llantos para ser socorrido
Porque ya desgarré sus raíces,

Y yo seguiré con ella, en hombros,
Y con mi aro colgando entre cantos y muros.

Justo Bolekia Boleká | Ombligos y raíces. Poesía africana
Biblioteca Africana – Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes | Noviembre de 2015

Advertisements